TodoCafeteras.top

Te ayudamos a elegir las mejores cafeteras 2020 del mercado.
Prepara tu siguiente café con nosotros

TodoCafeteras.top | Consejos para elegir la mejor cafetera

Las mejores cafeteras de 2022

Ver más cafeteras en Amazon

¿Qué tener en cuenta al comprar una cafetera?

Las máquinas de café eran desconocidas hasta hace poco porque todos usábamos el clásico moca todo el tiempo. Sin embargo, en los últimos años han experimentado un verdadero auge y una guía como la nuestra se dirige a quienes no están muy familiarizados con este nuevo aparato, ofreciendo información útil sobre las características más importantes que deben tenerse en cuenta para determinar qué máquina de café elegir.

Practicidad

El consumidor de hoy en día mira sobre todo a la practicidad: las máquinas de café son más fáciles y rápidas de usar que el tradicional moca o la anticuada máquina de café napolitana.

Aquellos que no quieren renunciar a la practicidad pero, al mismo tiempo, tienen el placer de preparar un café como en el bar, podrán orientarse hacia una cafetera manual donde se pone el café en polvo en un brazo. Los que comparan los precios saben que este es un modelo más barato (a menudo mucho más barato) que otros.

El usuario que tenga prisa y esté dispuesto a beber un café con un aroma de menor calidad y que, también en este caso, esté atento al ahorro, podrá evaluar la máquina de vainas ESE (similar a las bolsas de té) que son universales y tienen un precio bajo. Para este tipo de usuario una guía para elegir la mejor máquina de café es extremadamente útil.

Aquellos que tienen prisa y aman la simplicidad pero no quieren renunciar al sabor intenso y lleno de café podrán orientarse hacia una máquina de café de cápsulas que representa la evolución de la de filtro de papel ESE. Las cápsulas están selladas y el café mantiene el aroma intacto; por lo general no son universales pero están vinculadas al fabricante de la máquina de café. Es bueno saber de antemano, por lo tanto, el sabor del café combinado con la máquina compatible.

Las máquinas de cápsulas también son versátiles porque permiten preparar, además de café, otras bebidas como capuchino, té, etc.

Aquellos que buscan aún más comodidad y el sabor del café recién molido considerarán máquinas totalmente automatizadas en las que sólo se introducen los granos de café (si se desea, también el café en polvo) y la máquina se encarga de la molienda y la preparación del café. Todo con sólo tocar un botón.

Diseño

Las máquinas de café se están convirtiendo cada vez más en objetos de diseño (como, después de todo, un poco todos los electrodomésticos) pero a diferencia, por ejemplo, de la licuadora que se puede guardar, la máquina de café siempre permanece visible en la encimera de la cocina o en otra superficie.

Aquí, entonces, que para el usuario que está particularmente atento al aspecto estético, la mejor marca de máquina de café podría ser la que ofrezca modelos que encajen perfectamente con el resto de la habitación.

Por ejemplo, los que tienen una cocina súper tecnológica pueden preferir una máquina de café con un diseño moderno o contemporáneo. Si no, el usuario puede preferir un modelo antiguo.

Para combinar la cafetera con una cocina de acero inoxidable, se elegirá un modelo acabado con el mismo metal, mientras que para los que tienen una cocina de madera, se dispone de modelos con hermosos paneles de madera. No faltan modelos excéntricos para gente particularmente extravagante.

Consumo

Los consumidores atentos pueden elaborar su propia clasificación y determinar cuál es la mejor máquina de café del mercado para ellos, observando también su consumo. Las máquinas de café consumen hasta 1700 kWh por año, 60 kWh por año sólo en modo de espera (esto último equivale a 15 euros).

Por lo tanto, pueden preferir una máquina con una caldera de aluminio que se calienta más rápido y consume menos, o una con la función de apagado automático: cuando no se utiliza durante un cierto período de tiempo (que puede ajustarse como se desee) la máquina se apaga automáticamente. Esto también reduce el desgaste de sus partes internas y extiende su vida útil.

Conclusión

Nuestra guía, como puede ver, tiene como objetivo presentar algunas características básicas de un electrodoméstico cada vez más popular, como una máquina de café, para ayudarle a evaluar su practicidad, diseño, etc. y hacer una comparación con la mayor cantidad de información posible.

A continuación puede encontrar nuestro ranking (con revisión y descripción) de lo que son para nosotros los mejores productos de 2020. En esta página puede consultar nuestras reseñas sobre algunas cápsulas de café y máquinas de polvos que son particularmente apreciadas.

Cómo usar una cafetera

Hay lugares donde el café es mucho más que una bebida: es un arte, o mejor dicho, su preparación lo es. Después de todo, esta bebida también fue objeto de las atenciones de un maestro de teatro napolitano como Eduardo De Filippo que describió hábilmente el momento casi íntimo entre el hombre y la máquina de café, la napolitana. Pero el café al que los italianos están más apegados es el café expreso, e incluso en este caso hay una preparación detrás de él.

La calidad del café

Empecemos con algo tan fundamental como es básico. Puedes gastar hasta mil euros en una máquina de café expreso, y estamos hablando de aparatos destinados a uso doméstico, no a uso profesional. Pero si la materia prima, es decir, el café no es bueno, no es una buena mezcla, siempre se beberá un «ciofeca». Por eso la elección del café es fundamental, pero sepa que un buen producto nunca es barato.

Si le gusta el olor del café recién molido, le sugerimos que consiga una máquina equipada con un molinillo: cuesta un poco más pero le dará una gran satisfacción.

El flujo

Una operación importante que hay que hacer antes de cada café es tirar de la cadena. En esencia es un trabajo de limpieza. Después de quitar el portafiltros, se deja que el agua se escurra para que los residuos del café anterior se laven y se limpien las duchas. Este paso también te ayudará a tomar un café más caliente.

Limpieza del soporte del filtro

Para obtener un buen café, el portafiltro también debe ser limpiado cuidadosamente. Normalmente se utilizan cepillos o paños para eliminar los residuos. Y si su barista de confianza le dice que los residuos de café los deja porque dan más aroma y sabor al café que le va a servir, pues bien, hay dos cosas: o no es tan confiable o no sabe hacer su trabajo porque el único sabor que da los residuos de café, es el de quemado.

Molienda de café

Un poco más arriba, mencionamos la molienda. ¿Qué quiere decir con café recién molido? Exactamente eso, molido a la hora de hacer el espresso. De hecho, un cuarto de hora o un poco más para las judías molidas es suficiente para perder la mayor parte del aroma. En los bares, para ahorrar tiempo, si molen el café, lo hacen por la mañana y luego usan el polvo todo el día. Un mal hábito.

El café debe ser prensado

Es necesario prensar el polvo de café, a menudo las máquinas tienen una incorporada pero para mejores resultados sería bueno utilizar una manual con el diámetro exacto del portafiltros.

Eliminar el exceso de café

Una vez que el café ha sido prensado, es casi inevitable que una pequeña cantidad se acumule a lo largo de los bordes. Ese polvo de café debe ser removido porque de lo contrario se quemará cuando se haga el café. Además, existe el riesgo de dañar las focas.

Extracción de café

Finalmente hemos llegado al momento de la extracción del café. En el caso de una máquina profesional, se cree que el café debe dejarse escurrir entre 20 y 30 segundos.

Preguntas frecuentes

¿Cómo se desmonta la máquina de café De’Longhi?

En primer lugar es necesario quitar partes como el elemento que contiene el agua y el cajón. En este punto, con un destornillador en la mano, retire los tornillos presentes, para desmembrar la parte superior de la máquina.

Luego ve a la zona inferior, da la vuelta al producto y destornilla todos los pernos de la base. Desprenda las partes laterales, que en este punto se desprenderán, dejando los cables al descubierto. Aquí también encontrarás pernos en los lados, que debes quitar siempre de la misma manera.

Desengancha el caño frontal, ayudándose con un elemento puntiagudo que pueda hacer palanca, y luego quita la cubierta superior. Quita los tornillos que encuentras debajo, y separa la pieza que se ha liberado, de la que también quitarás el tubo de plástico.

En este punto se pueden insertar todos los trozos bajo el agua, para eliminar los residuos de café acumulados.

¿Cómo se abre la cafetera?

Sólo hay que quitar la tarjeta electrónica interna, quitar la sonda que regula la temperatura, tomar un termostato de contacto sin reajustar, que cuesta poco, unos 8 euros, y montarlo en lugar de los dos elementos anteriores.

Conecta el cable, al que se ha conectado la tarjeta, a uno de los dos extremos superiores, en uno de los cuales habrás fijado el nuevo termostato. Tome en este punto un cable, que puede construir usted mismo o comprar, y fije sus extremos en el termostato y el cable, para crear un puente de conexión.

Cuando vayas a pulsar el botón de inicio, sucederá que la corriente irá al elemento calefactor, iniciando el sistema de calefacción. En cuanto a los cables que quedan colgando, después de quitar la placa, es importante que conectes los dos cables azules entre sí, también por medio de cinta aislante.

Uno de los cables rojos debe conectarse al conector de la parte inferior, el marrón inmediatamente después y el blanco debajo del cable amarillo. De esta manera, todos los botones se pondrán en marcha para funcionar correctamente.

Le recomendamos que también consulte un tutorial en línea, para obtener más información y ver qué acciones seguir.

¿Cuántos bares debe tener una buena máquina de café?

La presión que empuja el agua dentro del filtro determina toda la consistencia de un buen café. Como resultado, una buena máquina de café no puede bajar de 12 bares, mejor aún si llega a 15 bares.

¿Cómo limpiar la cafetera?

Para limpiar el soporte de la vaina, simplemente desenrosque la tuerca que está debajo y quítela. Luego puedes usar una esponja abrasiva para quitar la suciedad incrustada, y luego limpiarla con un paño húmedo y luego enjuagarla con un poco de agua.

En cuanto a la parte externa, en cambio, sólo usa una esponja húmeda para quitar la suciedad y el polvo.

¿Qué partes forman una cafetera?

Este producto consta de varios elementos, cada uno con una función especial. En primer lugar, hay una caldera, un dispensador, una bomba eléctrica, un elemento calefactor, un manómetro, el sistema de control de los grados y una serie de componentes eléctricos.

Los llamados grupos de dispensación suelen ser uno o dos en los modelos diseñados para uso doméstico, mientras que los profesionales pueden tener cuatro o más. Simplemente coloque las tazas bajo los picos, inserte la vaina o el café en polvo y presione el botón de colar para tener una buena taza caliente para disfrutar.